Llaman a indagatorias a exjefes de las AUC

El despacho de la magistrada Belkis Izquierdo, de la Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP, citó a rendir testimonio a cinco excomandantes de las autodefensas en el departamento de Nariño.

Los citados a rendir testimonio son cinco excomandantes del Bloque Libertadores del Sur, entre ellos su máximo comandante Guillermo Pérez Alzate, alias Pablo Sevillano, así como Guillermo León Marín, que en la época de las Autodefensas Unidades de Colombia era reconocido con el alias de El Doctor y el cual es excomandante del Frente Brigadas Campesinas.

La citación a declarar se produce debido a la investigación que adelanta el despacho de la magistrada Izquierdo sobre crímenes perpetrados por distintos agentes estatales e ilegales en las zonas de Tumaco, Barbacoas y Ricaurte.

Hechos victimizantes

“Se ha podido establecer que podrían tener conocimiento sobre hechos victimizantes y circunstancias del contexto de violación de DDHH y en infracciones al DIH en los municipios priorizados, que resultan relevantes para la investigación”, señala la decisión.

También deberán rendir declaración bajo juramento los exmandos paramilitares Rodolfo Useda, alias Julio Castaño, alto mando del Bloque, asimismo Horacio de Jesús Mejía, alias Caldofrío y Albeiro José Guerra Díaz, alias Palustre, segundo comandante del frente Héroes que tenía su accionar criminal en el municipio de Tumaco.

Asesinato de Yolanda Cerón

Cabe anotar que uno de los casos más sonados en el que está implicado el Bloque Libertadores del Sur fue el ocurrido el 19 de septiembre de 2001, cuando frente a la iglesia La Merced, de Tumaco, Yolanda Cerón Delgado fue asesinada a tiros por los paramilitares.

El impacto para las organizaciones sociales del departamento fue inmenso. Cerón, que hasta 1999 se había desempeñado como religiosa de la Compañía de María, dirigía la Pastoral Social de la Diócesis de Tumaco y trabajaba por la titulación de las tierras de las comunidades negras e indígenas. Por eso su homicidio constituyó también una amenaza para toda la comunidad de este sector de Nariño.

Con estas indagatorias cuyas fechas de las diligencias se confirmarán en los próximos días y serán rendidas ante los fiscales de la JEP, esperan aclarar muchos de los crímenes que ocurrieron en el piedemonte costero y la costa pacífica de Nariño.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest