Restrepo Cundumi por un cupo a las curules de paz

Jaime Restrepo, candidato.

El candidato a las curules de paz, por la Asociación Comunitaria Población Desplazada del municipio de El Charco, Jaime Andrés Restrepo Cundumi, dijo a DIARIO DEL SUR, que a pesar de las dificultades de esta campaña, en especial por la delicada situación de orden público en la costa nariñense, piensa que puede lograr un resultado positivo en las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 13 de marzo.

Restrepo Cundumi, se califica como un hijo de la Costa Pacífica Nariñense golpeado por la violencia, quien ha dedicado gran parte de su vida a formarse académicamente y a servir a las comunidades a través de la formulación y ejecución de proyectos de infraestructura para el desarrollo.

El ahora aspira a una de las curules de la paz, en el marco de esas elecciones especiales al Congreso de la República, que en el departamento de Nariño se realizarán en 16 municipios, 11 de la costa y 5 de la cordillera.

Manifestó que en el año 2002 sufrió en carne propia el flagelo del desplazamiento forzado, producido por la violencia y conflicto armado interno que sufren los pueblos afrodescendientes de la costa pacífica de Nariño desde hace más de dos décadas.

A pesar de ello, Andrés o Chiky como popularmente se le conoce, es una persona que demostró mucha resiliencia, logró superar la tragedia y formarse como economista de la Universidad de Nariño, con una amplia experiencia en calidad de asesor financiero y en administración pública de diferentes alcaldías de la subregión Sanquianga y Telembí.

 Además, se ha desempeñado como gerente de la empresa R&M S.A.S y la Fundación Claudia Ocoro, desde donde ha generado importantes posibilidades de empleo en el territorio y contribuido con ideas y proyectos de desarrollo en beneficio de las comunidades en condiciones de vulnerabilidad.

Clamor de la gente

El candidato manifestó que debido a su trayectoria y vocación de servicio un grupo de hombres y mujeres de la costa pacífica han decidido postularlo como candidato a la cámara de representantes por la circunscripción especial de paz en la zona 10 que comprende 11 municipios de la costa pacífica y pie de monte costero de Nariño, esperando que se convierta en la voz y agente gestor de las víctimas y las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad y conflictividad que se asientan y desarrollan sus vidas en este territorio ancestral.

Al referirse a sus aspiraciones el candidato las calificó como sinónimo de esperanza en la búsqueda incesante de materializar los acuerdos de paz, la ejecución de los Pdet’s y el Plan de Autodesarrollo que permita transformar los territorios del Pacífico y Frontera de Nariño en el polo de desarrollo sustentable y sostenible que todos y todas anhelamos.

Afirmó de manera contundente que estos comicios por las curules de paz, que se llevarán a cabo por primera vez en Colombia, se constituyen en una gran oportunidad, para que las víctimas del conflicto armado tengan una importante representación en el Congreso de la República.

Loading

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest