TRABAJO POR LA PAZ EN NARIÑO

La paz es la palabra de moda en estos momentos en Colombia y es a la vez el gran anhelo de todos los que residimos en este hermoso país.

Editorial Diario del Sur

La paz es la palabra de moda en estos momentos en Colombia y es a la vez el gran anhelo de todos los que residimos en este hermoso país. El nuevo Gobierno está empeñado en la paz total, objetivo loable que ojalá se convierta en una feliz realidad, pero todos sabemos que la empresa no será nada fácil y como es de suponerlo, demandará tiempo.

Ahí tenemos el espejo del proceso de paz que cristalizó el Gobierno del entonces presidente de la República, Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc. Como todos lo sabemos, las negociaciones se prolongaron durante varios años y como era de esperarse estuvieron llenas de aristas y dificultades sin cuento, hasta la firma del acuerdo final en La Habana. Aun así, también conocemos que a consecuencia de diversos factores (por ejemplo, el pasado Gobierno de Iván Duque no mostró demasiado interés en fortalecer los puntos que se pactaron), este proceso de paz ha tenido demasiadas fisuras, las que finalmente dieron lugar a la formación de las ya conocidas disidencias.

Ahora está al frente el acuerdo de paz que sí quiere cumplir con la meta de la “paz total”, de manera obligada se tiene que tiene que firmar con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln. Al menos en este aspecto, es de señalar que los altos mandos de esta guerrilla, han manifestado su deseo de llegar a la paz, por lo que ya se está hablando de un posible cese bilateral al fuego, para darle comienzo a las conversaciones.

Creemos no equivocarnos al señalar que si hay una región en Colombia que sueña de manera intensa con la paz esa es nuestro departamento de Nariño, en especial la zona de la costa pacífica, una de las regiones del país más afectada por los largos años de conflicto armado.

Por ello, aquí en Nariño, observamos con gran expectativa y sobre todo con mucha esperanza, todas estas gestiones que se han comenzado a hacer por alcanzar la paz en el territorio nacional.

Creemos no equivocarnos al señalar que si hay una región en Colombia que sueña de manera intensa con la paz, esa es nuestro departamento de Nariño, en especial la zona de la costa pacífica, una de las regiones del país más afectada por los largos años de conflicto armado».

De allí, que ahora nos sintamos muy optimistas, puesto que, en las últimas horas, estuvo en el Distrito Especial de Tumaco (uno de los principales epicentros de los episodios de violencia que se generan en la costa), una comisión del Gobierno Nacional, encabezada por el Ministerio del Interior, lo que hizo posible que se instalará el Puesto de Mando Unificado, (PMU) por la vida del Departamento de Nariño.

Esta importante acción tiene como objetivo fundamental la de generar estrategias, tendientes a brindarles las mejores condiciones de seguridad a la población.

Consideramos que el Gobierno Nacional hizo una muy acertada escogencia en instalar este PMU en el puerto, puesto que estamos hablando de una región que con Tumaco y el resto de municipios costeros ha aportado una escalofriante cifra de 300 muertes violentas en lo que va corrido del presente año. Es así, como lamentablemente, el puerto nariñense figura en estos instantes, como uno de los 65 municipios que presenta mayor alto riesgo en 14 departamentos del país, que han sido priorizados por los eventos de violencia que se vienen registrando en esas regiones.

Por ello, ahora tenemos una luz de esperanza con este PMU, cuyas metas son proteger la vida de la población civil, la comunidad y en especial, las de los líderes y lideresas sociales, personas defensoras de derechos y firmantes de la paz. Para ello, los visitantes dejaron en Tumaco y en general en toda la costa de Nariño, 49 medidas que se deben cumplir para que el PMU sea efectivo y con su implementación se comiencen a reducir la terrible violencia que hoy nos azota. 

Compartir en