Para divorciarse ya no tendría que
pedir consentimiento de la pareja

En la semana que termina, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en segundo debate con 110 votos a favor y 21 en contra, un proyecto de Ley
Juan Reyes, congresista.

En la semana que termina, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en segundo debate con 110 votos a favor y 21 en contra, un proyecto de Ley, mediante el cual el proceso de los divorcios será libre y ya no se necesitará el consentimiento de la pareja para separarse.
La iniciativa es de los congresistas Juan Fernando Reyes Kuri y Katherine Miranda, quienes manifestaron que el objetivo es que el divorcio sea libre en Colombia, ley que en caso de ser aprobada solo le restaría el visto bueno del presidente Gustavo Petro o sea la sanción presidencial.
Igualmente, los ponentes explicaron que su deseo es que el divorcio no se convierta en un problema de dos, sino que la persona que por cualquier razón quiera terminar con su matrimonio, ya no necesitará el consentimiento de su pareja.
El proyecto ha sido bien recibido en líneas generales puesto que tradicionalmente, el divorcio ha sido no solo un hecho traumático en los matrimonios colombianos, sino también costoso, ante la consecución que se debe hacer de abogados, notarias y jueces de familia, para que disuelvan las uniones.
De esta manera, según el proyecto que se estudia en la Cámara de Representantes, eso se tiene que acabar,
“Hoy el divorcio no se permite con la sola voluntad de uno de los cónyuges, solo se permite en causales puntuales incluidas en el Código Civil. Lo que buscamos es agregar una nueva causal que sea por la sola voluntad de cualquiera de los cónyuges”, explicó el representante liberal Juan Fernando Reyes Kuri, ponente de la iniciativa.

Las obligaciones

Y, para ello, aseguraron que en la norma también quedan establecidas las obligaciones alimentarias, de custodia, visitas y crianzas –cuando hay hijos de por medio– y la liquidación de la sociedad, en lo que tiene que ver con los bienes conseguidos durante el matrimonio.
“Acá no estamos contra la familia. El que quiera mantener la familia que lo haga. No es justo que si yo no quiero seguir con alguien tenga que aguantármelo. Esto va a beneficiar a millones de mujeres que hoy se sienten encarceladas. A veces familia es mamá sacando adelante tres hijos ante la ausencia de un padre”, añadió la representante Miranda.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest