Benefician a 42 familias cacaoteras de Tumaco

El equipo de fútbol americano de Pasto, Wild Cats, está conformado por (de izquierda a derecha) Alejandro Vallejo Jr, Daniel Unigarro, Cristian Vera, Edward Jojoa, Sebastián Bastidas, Juan David Pantoja, David Argoty, Néstor Vallejo, Sebastián Mena, Cristian Oviedo, Daniel Chamorro, Mateo Vallejo, Sebastián Alvear, David Recalde, Oscar Guerrero, Cristhian Díaz y Andrés Ortiz.

El cultivo de cacao en Tumaco sigue generando procesos asociativos para el bienestar en la región costera. El producto es catalogado como uno de los mejores del país y las entidades de carácter nacional y regional vienen trabajando para proyectar y tecnificar su cultivo.

Es en ese sentido que la Secretaría de Agricultura, Pesca y Desarrollo Económico estuvo presente en la inauguración de la planta de transformación de cacao que beneficia a 42 familias de la organización Asprocet en la vereda Bocas de Curay.

El proyecto de la planta hizo parte de una convocatoria del programa INNpulsa Colombia, donde Asprocet fue beneficiaria.

El secretario de Agricultura Edward Vélez indicó “se ha hecho una gran articulación con entidades del orden regional y nacional para poder cumplir con lo estipulado en el plan de desarrollo del municipio. Estamos en proceso de reactivación económica y así poder cumplir con lo expuesto ante el Concejo en el cumplimiento de lo que prometimos en este periodo”.

“Uno de nuestros compromisos es dejar capacidad instalada en Tumaco para disminuir el empleo, por eso gracias a la labor articulada de varias organizaciones nacionales e internacionales se entregó la Caseta- Bio-fabrica, parcela demostrativa de cacao, apoyado por INNpulsa, Fedecacao, Cooperación Española entre otras entidades”.

“Además, seguimos trabajando dentro del programa Nuestra Tierra Prospera de Usaid, con otras asociaciones y productores de cacao a través de conversatorios e iniciativas como el que se llevó a cabo en la vereda Inguapi para fortalecer la cadena productiva del cacao, para continuar posicionado nuestro producto como uno de los mejores del mundo”, agregó el funcionario.

El cacao a través del apoyo institucional puede convertirse en un motor para la sustitución de cultivos de uso ilícito en esta zona del pacifico, además que contribuye a la generación de empleo para superar la brecha social y económica que vive el departamento de Nariño.

Es así como estas iniciativas promueven este fundamental producto principalmente de las comunidades afro, otorgando nuevas oportunidades de vida y de bienestar a los territorios del pacifico, desarrollando a la región como una de las tres zonas que producen el mejor cacao fino de aroma de Colombia conjuntamente con Huila y Magdalena.