VALIOSA LABOR EDUCATIVA EN PASTO

Educación, ciencia, tecnología e innovación, cultura, deporte y turismo, hacen parte de los ejes básicos de una iniciativa llamada a dar excelentes resultados, para que la educación superior se constituya en un escudo de oro contra el reclutamiento forzado de jóvenes.
Editorial Diario del Sur

Todas las actividades y emprendimientos en lo que tiene que ver con promover la educación entre las comunidades, en especial entre los jóvenes en situación de vulnerabilidad, merece nuestro total respaldo y apoyo.

Por ello, hoy queremos destacar la labor que viene desarrollando el programa Laboratorio de Paz, Convivencia y Seguridad Humana de la Policía Nacional, cuyo objetivo precisamente es tenderles una mano amiga a los muchachos y muchachas, para que a pesar de sus dificultades económicas puedan acceder a las universidades.

Nos estamos refiriendo a un proceso que inicialmente puso en marcha la Policía Nacional, en el puerto de Tumaco, costa pacífica de Nariño, con el objetivo de hacerle frente al reclutamiento forzado por parte de los grupos alzados en armas que operan en la región, de niños, niñas y jóvenes.

En ese sentido, es de anotar que esas organizaciones al margen de la ley se aprovechan de las precarias condiciones económicas de este sector poblacional para tentarlos a que hagan parte de sus filas y si esto no les funciona proceden a los reclutamientos forzados, que en estos momentos se constituyen en un verdadero flagelo en los sectores de la costa pacífica.

Nos parece de transcendental valor e importancia que, desde el año 2019, cuando se abrieron las puertas de este importante proyecto, se les haya podido brindar educación superior a 8.500 jóvenes, lo que representa una cifra bastante significativa.

De allí que hoy queremos destacar el trabajo que ha hecho el gestor del Laboratorio de Paz, Convivencia y Seguridad Humana en Pasto, capitán Parménides Palacios Rentería, iniciador del programa Camino a la Universidad e, igualmente el líder del organismo en la ciudad de Pasto, el patrullero Jorge Prado.   

En efecto, en casi tres años de labores se han logrado excelentes resultados y el plan inicial ha tenido una positiva transformación que lo ha convertido en un laboratorio que maneja diferentes ejes.

Educación, ciencia, tecnología e innovación, cultura, deporte y turismo, hacen parte de los ejes básicos de una iniciativa llamada a dar excelentes resultados, para que la educación superior se constituya en un escudo de oro contra el reclutamiento forzado de jóvenes».

De allí que hoy destaquemos que el objetivo del programa no solo es el de conseguirles becas y estudios a los jóvenes vulnerables, sino que en otra función que sus promotores califican como de mucha transcendencia, se promueve su liderazgo, lo que los convierte en generadores de planes y programas para ayudar a las diferentes comunidades.

Con ello se busca no solo brindarles una gran ayuda educativa a los jóvenes de Tumaco, Pasto, sino de toda Colombia, para que quienes hacen parte de este programa no solo se vean beneficiados en educación, sino que las actitudes de liderazgo, que se les están inculcando, los lleven a ser los dirigentes del mañana.

Por todos esos antecedentes de tanta ayuda para los jóvenes, tenemos que expresar nuestra gran alegría, puesto que el proyecto no se detiene y, al contrario, sigue avanzando, puesto que, para su continuidad, 26 integrantes de la Policía Nacional fueron seleccionados para que se capacitaran en la ciudad de Cali en torno a las iniciativas que demanda el proyecto.

También es motivo de alegría el hecho de que en estos instantes el proceso se esté socializando en Pasto, con énfasis en las comunidades vulnerables, indígenas y afros, así como de los sectores rurales, víctimas del conflicto y población de escasos recursos de los estratos, 1, 2 y 3, por lo que el programa será lanzado en la capital nariñense en el transcurso de los próximos días.

Educación, ciencia, tecnología e innovación, cultura, deporte y turismo, hacen parte de los ejes básicos de una iniciativa llamada a dar excelentes resultados, para que la educación superior se constituya en un escudo de oro contra el reclutamiento forzado de jóvenes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest