Regreso a clases, un reto

Joan Sebastián Gómez Ceballos.

La pandemia ha obligado a docentes y estudiantes a pensar en nuevas formas de enseñar y aprender; por lo cual es necesario tener apertura para el cambio en este nuevo estilo de educación que el mundo enfrenta. Ahora que el sistema educativo ha tenido que asumir retos ante esta situación difícil que se ha presentado, se han evidenciado las desigualdades sociales, económicas y educativas que tienen los estudiantes en el territorio colombiano.

Tras el regreso a clases los docentes deben pensar en otros retos, para ver la enseñanza y el aprendizaje de manera distinta. Los estudiantes también deben entrar en nuevo proceso, asimismo los padres de familia se involucrarán en lo que será esta nueva normalidad.

Es fundamental que los docentes descubran mediante la reflexión e investigación constante de su práctica, nuevas formas de generar actividades interactivas que promuevan la participación de los alumnos en las clases presenciales. Por lo tanto, la innovación sería el resultado de la suma de todas las acciones y lo que, en este inminente regreso a las aulas, dará más opciones para responder ante la situación que se está presentando.

En este sentido, radica la importancia de la formación del docente, la pandemia obligó al sistema educativo a generar nuevas formas de aprender y enseñar. Un reto es que los profesores hagan el esfuerzo para seguirse formando, en la tecnología, pero también en nuevos modelos educativos.

Cabe resaltar que no serán los mismos docentes ni los mismos estudiantes, la pandemia forzó a los docentes en el manejo de las tecnologías de información y comunicación y ahora que regresan a una modalidad presencial, lo harán con más tecnológicas y didácticas, con mayor creatividad y reflexión de la práctica docente. Los estudiantes también sufrieron cambios en sus formas de aprender, son más autónomos y responsables de su propio conocimiento.

Es fundamental que los estudiantes, sin importar la modalidad de aprendizaje, logren un desarrollo psicológico y emocional para lograr un pensamiento crítico, analítico y puedan gestionar su aprendizaje, lo cual les servirá para continuar en el desarrollo de sus labores diarias y puedan obtener un futuro brillante en su devenir personal y profesional.

Por: Joan Sebastián Gomez.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest