Quien no conoce su historia…

Para nadie es un secreto que los protocolos de bioseguridad para prevenir el Covid-19 en Pasto se dejaron a un lado desde hace bastante tiempo, la realidad es que el … Leer más

ClauZ

Para nadie es un secreto que los protocolos de bioseguridad para prevenir el Covid-19 en Pasto se dejaron a un lado desde hace bastante tiempo, la realidad es que el uso de tapabocas ha pasado a un segundo plano y el lavarnos las manos cada media hora mucho más, sin embargo, lo ideal sería no perder la memoria.

Bien dicen por allí que quien no conoce su historia está destinado a repetirla y a la hora de la verdad cae como anillo al dedo si analizamos que hoy en día municipios como Pasto no cumplen con el requisito de población vacunada contra el coronavirus para poder por ejemplo por Ley quitar el uso de tapabocas en espacios cerrados.

El llamado evidentemente más que a volver a sentir miedo por lo que vivimos y lo cual cambio nuestra vida hace dos años, es para que entendamos que hay cosas que se necesita llevar a cabo para lograr un bien común, es decir, que como ciudadanos conscientes de que hace dos años nos encerraron, despedimos a seres queridos, amigos y la economía prácticamente quebró a causa de la pandemia, lo mínimo que deberíamos tener hoy es el esquema de vacunación contra el Covid completo.

Hace algunos días hablaba con amigos sobre cuantas vacunas tenían en su gran mayoría vergonzosamente tenías una, otros cuantos y por motivos de exigencia por cuestiones laborales o viajes completaron las dos y solo 2 personas tienen el tercer refuerzo. Ahora conociendo esto me pregunto obviamente ¿a que se debe la falta de autocuidado? No me voy a engañar diciendo que yo sigo los protocolos, es más desde que recibí mi tercera dosis prácticamente deje el tapabocas y solo lo uso en los sitios en donde es una obligación, sin embargo como ciudadana cumplí en terminar mi tercera vacuna y muy seguramente a la hora que el gobierno ordene la cuarta iré independientemente de los síntomas que me género, porque soy consciente que solo alcanzando la vacunación completa y los porcentajes podremos obtener buenos resultados y contribuir en un poco a reactivar nuestra economía local.

Esa economía fuertemente golpeada y que más que nunca necesita ser reactivada en su totalidad para garantizar estabilidad. Hoy cuando el objetivo es tener el 70% de población con refuerzos el llamado es para que la comunidad no olvide, para que se den cuenta que al igual que la única manera de combatir los males es trabajando en equipo y así como en el Covid y la pandemia es la vida, solo trabajando en equipo se consiguen buenos resultados, solo escuchando al otro y siendo solidarios se puede construir país, un país en donde todos salgamos adelante e independientemente de las creencias y costumbres se pueda tener las garantizas de que la tolerancia y solidaridad son bases para una mejor sociedad.

Espero que dentro de muy poco se pueda decretar por Ley en el municipio de Pasto y en general en el departamento de Nariño el quitar el tapabocas de los espacios cerrados y esto gracias a que la ciudadanía cayo en cuenta que vacunarse es la única manera de prevenir volver a vivir esta pandemia como fue cuando apenas llego.

Por Claudia Andrea Zambrano

Compartir en