Pobreza e inequidad no dan espera en el país

La pobreza e inequidad no dan espera y se hace urgente que se ejecuten políticas públicas encaminadas a cumplir el sueño de lograr el bienestar para todos los colombianos. Para Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, “este es el mejor momento para aprobar la reforma tributaria”.

Al analizar el proyecto que cursa en el Congreso, el economista indicó que es clara la urgencia de dar trámite a esta iniciativa, pues el recaudo de un nivel requerido de impuestos es la base para el desarrollo de los planes de gobierno, al tiempo que la reducción del déficit fiscal traería una serie de beneficios.

Diálogo con sectores

Al interrogante de si la propuesta de reforma tributaria está lista, considera que no. Para Cheyne es importante analizar dos frentes. El primero, su posible impacto en el sector empresarial, en el empleo y la inversión. El segundo, el efecto que podría generar en la vida cotidiana de todas las personas y no solo de aquellos que cuentan con mejores ingresos. Se requiere, entonces, tomar las pausas necesarias para la reflexión y un diálogo cercano con los diferentes actores del país.

 “La academia ha jugado un papel importante en la evaluación de varios temas, tales como el impuesto sobre la renta a personas jurídicas, petróleo, gas y minería, la tributación internacional, la tributación de dividendos, el impuesto al patrimonio, la tributación de personas naturales y los impuestos verdes y saludables, entre otros, que se han estado analizando y ahondando en los componentes de cada uno de ellos para decidir si le conviene a Colombia”, señaló Cheyne.

 La economía de Colombia no es ajena a las problemáticas globales, como la crisis en las cadenas de abastecimiento, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la tensión en el mercado de energía, el aumento en los precios de los alimentos y la creciente preocupación por el calentamiento global. Sin embargo, y a pesar de este complejo panorama local y global, Cheyne considera que la respuesta sobre el mejor momento para hacer la reforma tributaria es ahora.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest