La celeridad de Jesús

La historia es de no creer: la semana pasada, el famoso telepredicador Jesse Duplantis se hizo viral por anunciar, en su iglesia en Luisiana (Estados Unidos) que, dar dinero a … Leer más

Nicolás Escobar Bejarano

La historia es de no creer: la semana pasada, el famoso telepredicador Jesse Duplantis se hizo viral por anunciar, en su iglesia en Luisiana (Estados Unidos) que, dar dinero a los pastores es una forma de invertir en la gloria eterna.

Este polémico personaje fundó la iglesia Jesee Duplantis Ministries en 1987 y, tiene un programa de televisión, en el que predica el evangelio, que ha alcanzado una audiencia de hasta 106 millones de hogares gringos. God bless this business!

No obstante lo anterior, el descaro de Jesse tocó fondo cuando en medio de la predica semanal se dirigió a sus creyentes y les solicitó donaciones para “acelerar la llegada de Jesús”. Aunque parezca cínico no es nada nuevo en este falso profeta pues, hace un par de años en medio de su programa de televisión manifestó que tuvo una conversación con Dios en la que le hizo la sugerencia de cambiar su avión privado Falcon 7X por otro más nuevo.

 

«Estos “profetas”, son personas sin escrúpulos de ninguna índole que manipulan a los «fieles» y les roban su dinero bajo una falsa premisa. ¡Es increíble como la ignorancia y el fanatismo logran destruir al ser humano!»

 

La historia me recordó lo ocurrido a inicios de este año en la iglesia evangélica Berea de Isabel López, corregimiento de Sabanalarga (Atlántico), en donde un grupo de feligreses aseguraban que Cristo (personaje histórico y bíblico), arribaría a suelo colombiano. Muchos necesitan creer en algo para hacer sus vidas soportables, más creer no es el problema, sino dejarse arrastrar por las creencias, sean cuales sean y permitir que manejen nuestras vidas.

Volviendo a la historia de Jesse Duplantis, su discurso estéril es muy común en los Estados Unidos ya que, de una manera deliberada se promueve este tipo de cultos -que por cierto se extienden a lo largo del continente-, con el fin de seguir dando paso a la doctrina Monroe. Estos son solo consecuencias o daños marginales de una dinámica geopolítica bien estructurada en que la mayoría de estos “profetas”, son personas sin escrúpulos de ninguna índole que manipulan a los «fieles» y les roban su dinero bajo una falsa premisa. ¡Es increíble como la ignorancia y el fanatismo logran destruir al ser humano!

Al paso que vamos, Jesús se convertirá en un gran corredor de bolsa.

***

Adenda: La semana pasada, el juez cuarto penal del circuito de Pasto condenó a 20 años de prisión a Huber, acusado de asesinar a su pareja sentimental (Alison) mientras dormía, lo curioso, es que dicha condena ocurrió en abstracto pues el indiciado nunca compareció al proceso. ¿Será que la justicia si es eficaz de esa manera? o, ¿sería mejor esperar que la culpa lo haga comparecer como ocurre con Raskólnikov en la novela Crimen y Castigo de Dostoyevski?

POR: NICOLAS ESCOBAR

Compartir en