Figo, el lugar en Pasto para todos los gustos

Desde hace 9 años Pasto cuenta con uno de los mejores sitios para compartir con seres queridos. Se trata de Figo Pasta, Pizza y Café.

En la gráfica las personas que hacen parte de Restaurante Figo: Farid Delgado, Sandra Osorio, Carlos Ocaña, John Gualguán, Alex Castro, Wilber Trejo, Daniela Caguasango y Alejandra Caguasango.

Pasto cuenta desde hace 9 años con uno de los mejores sitios para compartir con la familia, amigos y seres queridos. Se trata de Figo Pasta, Pizza y Café, ubicado en la avenida de Los Estudiantes que ofrece restaurante, cafetería y rumba, además uno de los pocos lugares en la ciudad donde las mascotas son bienvenidas.

Uno de sus propietarios y socios, Juan Pablo Guerra, nos contó que el proyecto inició como una pizzería en horno de leña y se fue enfocando en la comida italiana, ofreciendo también pastas y otros productos.

Juan Pablo, Mario Fernando e Iván Roberto Guerra Maldonado, socios y propietarios.

Ahora también se ofrece servicio de cafetería en las tardes y bar en las noches. Es un sitio que funciona todo el día, en Figo puedes iniciar la mañana con un delicioso desayuno y brunch, disfrutar de un almuerzo, tardear con los productos de cafetería y en la noche cenar con tus amigos y familia y quedarte a bailar con los mejores cocteles en su bar, El Sótano.

El proyecto es familiar y junto a sus hermanos Mario Fernando e Iván Roberto lograron crecer y hoy cuentan con una sucursal en Chachagüí, un lugar campestre que ofrece los mismos platos.

Guerra dijo que Figo significa fresco y la idea es que sea un espacio para todas las generaciones. “Con la llegada de la pandemia cerramos la sucursal en Bogotá y la otra sede en Pasto. Sin embargo, no todo es malo y tuvimos la oportunidad de transformarnos, es decir, desde hace 2 años ofrecemos todo en un solo espacio y esto ha sido la mejor decisión”, explicó.

Oportunidades

Afirmó que tienen claro que Figo es una empresa que va a extenderse y esto gracias al trabajo de todas las personas que son parte del proyecto. “Queremos llegar a más lugares de Nariño, y, por qué no, pensar en algo internacional”.

“Hacer empresa en Pasto en este sector requiere de mucho trabajo, una ciudad pequeña que vive del voz a voz y la experiencia que el cliente tenga en nuestro restaurante tanto del producto, atención y ambiente es fundamental”, dijo Juan Guerra».

El equipo de trabajo en su mayoría es nariñense, sin embargo, las puertas están abiertas para quienes lleguen de diferentes lugares. En este momento hay 20 personas trabajando directamente, pero hay empleos indirectos con los proveedores. Además, cuentan con la marca de Café Figo, la cual se trabaja con caficultores de Nariño.

Afirmó que es un sitio de diversificación y muy diferente a lo que se estaba acostumbrado. “Aquí hay productos para todos y en todos los horarios, se ofrecen cosas diferentes que agradan a todos”, aseveró.

Compartir en