Estructura montada

Hace exactamente 15 días en esta columna, tuve la oportunidad de citar las equivocaciones que se cometieron en Deportivo Pasto de cara a la Liga I-2022 del fútbol colombiano, lo … Leer más

Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Hace exactamente 15 días en esta columna, tuve la oportunidad de citar las equivocaciones que se cometieron en Deportivo Pasto de cara a la Liga I-2022 del fútbol colombiano, lo cual según mi criterio fueron aspectos definitivos para que se presentara la mala campaña del equipo dirigido por Flabio Torres.

Dije: – Se armó un plantel para este año con 22 jugadores nuevos de 30 que se inscribieron. – No hubo pretemporada para encarar el certamen. – Se confeccionó una nómina, salvo muy contadas excepciones, con jugadores del plan B o C, es decir, las primeras opciones que pidió el técnico no llegaron (algo que históricamente ha ocurrido). – Varios futbolistas arribaron sin un buen nivel físico y futbolístico, algunos que decepcionaron totalmente y que solo aparecieron algunos minutos, otros como el uruguayo Facundo Boné comenzó con su adaptación a nuestro medio tan solo finalizando la fase Todos contra todos. – En plena competencia el técnico Flabio Torres comenzó a establecer un colectivo, ya que el pésimo diseño de la Liga no les permite a los entrenadores trabajar.

Después de ese análisis considero que de cara al segundo semestre del año, se debe hacer todo lo contrario con la idea de enderezar el camino, ya que las decisiones anteriores no funcionaron.

 

«El mantener al técnico Flabio Torres y a la mayoría de jugadores para el segundo semestre del año es un acierto, ya que ya hay una estructura montada y no se partirá de ceros».

 

En ese sentido, la ratificación de Torres al frente del plantel y la idea de mantener a la mayoría de futbolistas, es el primer acierto, ya que a pesar de no haberse alcanzado los objetivos, ya hay una estructura montada y sobre ella se deberá trabajar.

Se le deben brindar las herramientas a Flabio para poder trabajar, es decir, cumplir con una pretemporada será fundamental para que el equipo llegue bien en la parte física y futbolística.

Hablando de estructura montada, me refiero a que ya hay un trabajo táctico y una memoria futbolística de lo que persigue el técnico, o sea, estoy convencido que no se partirá de ceros como la última vez.

Claro está que se deberá hacer todo el esfuerzo para que los jugadores referentes y los que formaron parte de la columna vertebral en la Liga I-2022 se mantengan o de lo contrario se tiene que remplazarlos bien.

Por su parte, esos futbolistas que se irán por mal rendimiento, tendrán que ser reemplazados de muy buena manera, por eso, uno espera que el plantel va tener otra cara.

Ojalá esas determinaciones que se tomaron sean las mejores, debido a que para el segundo semestre no habrá ninguna excusa.

Por: Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Compartir en