Encuentro mundial de las familias en Pasto

Juan Carlos Cárdenas Toro

Con el lema “El amor familiar: vocación y camino de santidad”, el papa Francisco ha convocado el encuentro mundial de las familias que se realizará del 22 al 26 de junio próximo. El Papa ha querido que al encuentro que se tendrá en Roma se sumen simultáneamente todas las diócesis del mundo convocando a las familias de su jurisdicción. En Pasto no seremos la excepción.

Hace 5 años el papa Francisco regalaba a la Iglesia y el mundo la Exhortación “La alegría del amor”, dirigida a las familias. Durante este encuentro, inspirándonos en ese documento, se quiere convocar a la familia para comprender el profundo significado y el rol que la familia tiene en la vida cotidiana: no es un eufemismo decir que en ella se juega el progreso o no de una sociedad humana. La familia es generadora de cultura, de ciudadanía y, por supuesto, de fe y valores.

En nuestra diócesis comenzaremos actividades el miércoles 22 a las 5:30 p.m., en la parroquia de la Sagrada Familia. El jueves 23 están convocadas las familias de los 130 sacerdotes y diáconos de la diócesis. Esta actividad será en el Seminario Mayor desde las 8:30 a.m. Por la tarde, se tendrá encuentro de las familias con María, partiendo de la plaza del Carnaval a las 4 p.m. y terminando en el Santuario de la Merced.

El viernes 24 se tendrá un evento formativo en el Coliseo del Colegio Champagnat, con la temática “Familia: testimonio del servicio al Evangelio del Amor”. Esto será desde las 7:30 a.m. Por la tarde, en el mismo lugar, se cumplirá el festival de las familias, con actividades culturales para integrar a las familias participantes. El sábado 25, se tendrá la eucaristía de clausura del encuentro de familias, a partir de las 8:30 a.m. en el Santuario de la Divina Misericordia.

El domingo 26, en las 84 comunidades parroquiales de la diócesis se celebrará a las familias a nivel local, resaltando aniversarios matrimoniales y con la entrega de la carta del obispo a cada una de las familias.

La Iglesia y la sociedad deben volver la mirada sobre las familias, y hacer todo lo que esté a su alcance para cuidarla, acompañarla y ofrecerle las herramientas que le permitan cumplir con su papel de constructora de valores y custodia de la dignidad humana individual y colectiva.

Con este encuentro, en la Diócesis se espera contar con un “capital” de familias que permita fortalecer la pastoral familiar diocesana, recuperándola como baluarte de espiritualidad y amistad cotidiana con Jesús que estuvo cercano siempre a las familias, como en Caná, en Betania, Pedro, etc. “Familia, estás en el corazón de Dios.

POR: Mons. Juan Carlos Cárdenas Toro