Comunidad agredió a presuntos delincuentes

En un sector del municipio de Pasto, en un hecho que es materia de investigación por parte de las autoridades, agentes del Centro de Atención Inmediata, CAI del Popular, acudieron … Leer más

En un sector del municipio de Pasto, en un hecho que es materia de investigación por parte de las autoridades, agentes del Centro de Atención Inmediata, CAI del Popular, acudieron al llamado urgente que realizó la comunidad, quienes denunciaban el robo de un celular por parte de dos personas, quienes abordaron a una joven que transitaba por la vía principal de acceso a la vereda La Alianza.

Al llegar los uniformados se encontraron con que la comunidad en estado de alteración retenía a dos personas jóvenes a los cuales acusaban de presuntamente haber cometido un robo.

Las dos personas que sufrieron el ataque de la comunidad responden a los nombres de Diego Fernando Muñoz Ceballos, de 29 años y Luis Alejandro Jurado Vargas Delgado, de 25 años de edad. Los dos sujetos se trasladaban en una moto marca NKD color negro de placa QVB-34F.

Quemaron moto

Versiones de la comunidad del sector indican que los dos jóvenes presuntamente abordaron a una mujer y luego de amenazarla le hurtaron el celular.

Al parecer moradores de la zona de inmediato reaccionaron, interceptando la motocicleta y haciendo caer a los supuestos autores del hurto. Cuando se encontraban en el suelo comenzaron a golpearlos y a solicitarles que devolvieran el móvil.

Los dos jóvenes vieron cómo la turba enfurecida procedió a quemar la motocicleta en la que se movilizaban. En esos momentos hicieron su aparición unidades de la Policía Metropolitana de Pasto, quienes detuvieron a los dos señalados.

Los uniformados del CAI Popular impidieron que los presuntos asaltantes fueran agredidos con más rabia.

Los capturados fueron detenidos y llevados hasta la Unidad de Reacción Inmediata -URI, de la Fiscalía General de la Nación, donde legalizaron su captura y les imputaron el cargo de hurto.

Las autoridades hacen el llamado a la comunidad para que se abstengan de agredir a personas que presuntamente están cometiendo algún delito, ya que un juez es el que debe dictar sentencia y la ciudadanía no se debe apresurar a tomar la justicia por mano propia.

Compartir en