Colombia no reacciona

Después de la tensa jornada electoral vivida el domingo anterior en el país, volvamos a ocuparnos de lo que más nos gusta y es hablar del deporte, especialmente del fútbol. … Leer más

Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Después de la tensa jornada electoral vivida el domingo anterior en el país, volvamos a ocuparnos de lo que más nos gusta y es hablar del deporte, especialmente del fútbol.

El análisis en este aspecto no es halagador, ya que mi tema está relacionado con la crisis que se sigue presentando por parte de nuestro balompié a nivel internacional.

Sin embargo, comencemos por el aspecto positivo y fue la clasificación del Deportes Tolima a los octavos de final de la Copa Libertadores, la cual se dio tras un heroico triunfo de visitante ante Atlético Mineiro de Brasil, el cual es gran favorito para lograr el título.

Claro que el desempeño del representativo tolimense estaba dentro de las expectativas, debido a que se hizo una tremenda inversión para confeccionar una nómina que lleve a cabo un buen papel en la competición. Hombres como Michael Rangel, Andrés Ibargüen, Jeison Lucumí, José Moya y el arquero Alexander Domínguez, entre otros, son la muestra clara de que se sacó un dineral para poderlos contratar. Una eliminación hubiese ocasionado un desajuste tremendo en las finanzas del club. De todas maneras, Tolima es lo único positivo en competiciones internacionales.

 

«La crisis del fútbol colombiano sigue. Solo el Deportes Tolima saca la cara por nuestro país. El mal nivel de la Liga se refleja en las mediocres participaciones internacionales».

 

En la parte global, Colombia no reacciona. En la Copa Libertadores intervinieron cuatro equipos. A la fase 2, o sea, al repechaje llegaron Atlético Nacional y Millonarios, los cuales fueron eliminados por Olimpia de Paraguay y Fluminense de Brasil, respectivamente. En la fase de grupos se instalaron Tolima y Deportivo Cali que fue eliminado y ahora disputará la Copa Sudamericana.

Por su parte, en la ‘segunda mitad de la gloria’, como se conoce a la Sudamericana, estuvieron Junior, Equidad Seguros, Independiente Medellín y América. Inicialmente se dieron enfrentamientos nacionales en donde los barranquilleros eliminaron a los aseguradores y los paisas dejaron en el camino a los ‘diablos rojos’.

Luego, Medellín y Junior fueron vergonzosamente eliminados en la fase de grupos, en donde ocuparon la tercera casilla.

Está demostrado que la crisis de nuestro balompié es grande y que el nivel es muy malo, por eso, si bien nosotros valoramos nuestra Liga, debemos ser al mismo tiempo conscientes de que se debe mejorar. En nuestro país poco se juega, simplemente porque los futbolistas prefieren dedicarse a la marrulla y a engañar al arbitraje, antes que pensar en el espectáculo. Entonces a ponerse las pilas o seguimos en la olla.

Por: Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Compartir en