Gran expectativa mundial por las
elecciones presidenciales en Brasil

Brasil, el país más grande de América Latina y una de las principales economías del mundo, celebró el domingo elecciones presidenciales y la región, observa con atención un proceso que podría aumentar el número de países latinoamericanos con gobiernos de izquierda, tal como acaba de suceder con Colombia.
Por lo tanto, el mundo espera con enorme expectativa el resultado del proceso electoral de hoy que tiene 11 candidatos, pero solo 2 grandes favoritos.


Principales candidatos


El actual presidente Jair Bolsonaro, un polémico exmilitar ultraconservador que busca la reelección, y el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, un popular líder de izquierda que pasó 19 meses en prisión por corrupción antes de que se anulara su sentencia, son los principales candidatos en esta primera vuelta.
Quien gane deberá enfrentarse a un mundo marcado por la salida de la pandemia de Covid-19, el crecimiento de los precios de la energía por la guerra de Rusia en Ucrania y la cada vez más apremiante crisis climática.
¿Volverá Lula?
Lula da Silva gobernó Brasil entre 2003 y 2010, en un período marcado por los triunfos electorales de la izquierda y la centroizquierda en América Latina. Específicamente, Lula mantuvo una muy buena relación personal con los presidentes argentinos Néstor Kirchner (2003-2007, fallecido en 2010) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).
Si Lula triunfa en las elecciones de hoy domingo ante Jair Bolsonaro, su llegada marcaría el retorno de la izquierda al poder en Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff —su sucesora— en 2016.


Votarían 156 millones


Se espera que más de 156 millones de brasileños asistan hoy domingo 2 de octubre a la primera vuelta de unas elecciones decisivas. Los principales candidatos, según las encuestas, son el ultraderechista y actual presidente, Jair Bolsonaro, quien busca la reelección, y el izquierdista Lula da Silva, expresidente entre 2003 y 2011. Si un candidato logra el 50% de los votos válidos obtendrá el triunfo sin recurrir a una segunda vuelta, fijada para el domingo 30.
Los moteros con Bolsonaro

Brrrrrum. El grupo de Harley Davidson llega a la concentración con un ronroneo grave. En la moto de Darío Gabriel, una de las recién llegadas, ya no caben más banderas de Brasil. Ondean dos pequeñas atrás, otra delante, y una más cubre el portaequipaje. Él lleva bajo la chupa de cuero una camiseta amarilla con el rostro del ultraderechista Jair Bolsonaro, actual presidente y candidato a la reelección. “Hubo muchos años de socialismo. Él levantó la bandera y renació el patriotismo”, dice. Un día antes de la votación, la motociata de este sábado por la zona norte de São Paulo le ha permitido a Bolsonaro recibir el calor de una de sus bases más fieles, los moteros.

Informe de las encuestas
.
La última encuesta de Datafolha, una de las más confiables, coloca a Lula con el 50% de los votos válidos, justo lo necesario para no tener que disputar una segunda vuelta un mes después. A Bolsonaro le da el 36%. Simone Tebet y Ciro Gomes tienen un 6% y un 5%, respectivamente. Se trata de un escenario bastante estable en las últimas semanas, con solo cambios menores, aunque Lula se ha ido acercando poco a poco a una posible victoria en primera vuelta. Ningún candidato lo ha conseguido desde los tiempos de Fernando Henrique Cardoso a finales de los 90.

Voten y vayan a la playa


El candidato de la izquierda Lula Da Silva, tiene la esperanza de ganar la elección en primera vuelta, para lo que necesita más del 50% de los votos válidos. Los últimos sondeos lo sitúan justo en esa barrera. «Mañana vayan a la playa, pero antes voten. Si no se decide mañana, descansaremos 15 minutos y saldremos otra vez al campo de juego», ha dicho en la rueda de prensa. «El segundo turno es otra elección, esa es mi experiencia. Lo que está en juego es la felicidad del pueblo brasileño, vamos a conversar con quién haga falta».

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest