SE PRENDIÓ LA CAMPAÑA PRESIDENCIAL

Hoy quedamos a 17 días para la realización de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en desarrollo de las cuales, Gustavo Petro del Pacto Histórico y Rodolfo Hernández de … Leer más

EDITORIAL

Hoy quedamos a 17 días para la realización de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en desarrollo de las cuales, Gustavo Petro del Pacto Histórico y Rodolfo Hernández de la Liga de Gobernantes Anticorrupción fueron los finalistas luego de lograr la mayor votación en la primera vuelta realizada el pasado 29 de mayo.

Se trata de una campaña por el primer cargo de la Nación, que se empieza a vivir con efervescencia, calor y mucha pasión en Pasto, Nariño y en todos los rincones de Colombia, en la que ya los candidatos empezaron a hablar y no precisamente de las propuestas que les tienen a los colombianos, sino de su rival, en unos enfrentamientos verbales como para alquilar balcón.

Petro llega a esta contienda definitiva con una ventaja de 2 millones y medio de votos, pero los analistas políticos insisten en que como se están presentando las cosas, la campaña del ingeniero Hernández, es la llamada a crecer en esta fase en la que los colombianos dirán la última palabra, en torno al candidato que el próximo 7 de agosto, asuma la Presidencia de la República.

En ese sentido, no nos quedan dudas que las adhesiones jugarán un papel protagónico en estos pocos días que faltan para la realización de los comicios, a pesar de que el ingeniero Hernández insiste en que por encima de cualquier consideración mantiene su rol de independiente y ninguna unión hará que cambie la base de su programa de gobierno cuyo pilar principal es combatir la corrupción.

 

«Petro llega a esta contienda definitiva con una ventaja de 2 millones y medio de votos, pero los analistas políticos insisten en que como se están presentando las cosas, la campaña del ingeniero Hernández es la llamada a crecer en esta fase en la que los colombianos dirán la última palabra».

 

Por su parte, el aspirante del Pacto Histórico, Gustavo Petro, ha suma algunos respaldos por parte de quienes hicieron parte de la coalición Centro Esperanza, pero por lo pronto su reto inmediato para conservar la amplia ventaja con la que terminó la primera vuelta es conquistar la vasta franja de un 45 por ciento del electorado en Colombia, que el pasado 29 de mayo no se acercó a las urnas. Ese es un trabajo transcendental ante el poco tiempo que queda, pero igualmente es de suponer que la campaña de Rodolfo Hernández, también contempla esa opción.

Los analistas políticos consideran que con los 8 millones y medio de votos que sumó Gustavo Petro en la primera vuelta, el exalcalde de Bogotá llegó a su techo, por lo que el consenso es que Rodolfo Hernández, es quien más se va a ver favorecido con las adhesiones, así él insista en decir que su intención es la de no hacer alianzas con nadie.

Por lo pronto, el exalcalde de Bucaramanga, recibió el apoyo público del excandidato presidencial de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez la verdad sea dicha tuvo una votación importante puesto que superó los 5 millones de votos. Pero aquí la pregunta del millón de dólares es cuántos de esos 5 millones de sufragios irán en la realidad a las arcas de Hernández e igualmente debe tenerse en cuenta el punto de vista de varios de los directivos de la campaña de Gustavo Petro, quienes aseguran que los más recientes respaldos venidos del uribismo y de reconocidas figuras del Centro Democrático a favor de las aspiraciones presidenciales del ingeniero Hernández, lo que van a hacer es quitarle votos, aunque el mismo candidato insiste en decir que él prefiera seguir su campaña solo, tal como la inició hace algunos meses.

Tenemos entonces que la incertidumbre, de cara a la segunda vuelta de los comicios presidenciales es grande y nada se podría decir por el momento, puesto que por un lado, está la ventaja de dos millones y votos de Petro sobre Hernández, la cual en un momento dado podría ser decisiva, pero por el otro, está la posibilidad certera de que las adhesiones le van a dar un nuevo aire a la candidatura del ingeniero, puesto que en las actuales circunstancias, él es el llamado a crecer y esa posibilidad le pone un toque de enorme dramatismo a esta definitiva campaña electoral.

Compartir en