“Los hijos del cuarto”

antes perdíamos hijos en los ríos, en los matorrales, en los mares. ¡Hoy estamos perdiendo a nuestros hijos dentro de la habitación!

Jaime Goyes

Por: Jaime Goyes Andrade.

Sin duda, uno de los textos más importantes y verídicos es el que nos comparte la sicopedagoga Cassiana Tardivo, experta en orientación educacional de niños y adolescentes, quien formula una importante reflexión sobre lo que actualmente está ocurriendo en muchos hogares.

Señala que “antes perdíamos hijos en los ríos, en los matorrales, en los mares. ¡Hoy estamos perdiendo a nuestros hijos dentro de la habitación!

Cuando jugaban en los patios oímos sus voces, escuchábamos sus fantasías y al oírlos, a la distancia, sabíamos lo que pasaba en sus mentes.

Cuando entraban en casa no existía una TV en cada habitación, ni dispositivos electrónicos en sus manos.

Hoy, no escuchamos sus voces, no oímos sus pensamientos y fantasías, los niños están allí, dentro de sus habitaciones, y por eso pensamos están seguros. Cuánta insensatez la nuestra.

Podría interesarle: https://www.aporrea.org/actualidad/a302408.html

Ahora quedan con sus auriculares, encerrados en sus mundos, construyendo sus sueños o deseos sin que sepamos lo que es.

Perdieron literalmente la vida, aún vivos en cuerpos, pero muertos en sus relaciones con sus padres, cerrados en un mundo global de tanta información y estímulos, de modismos pasajeros, que en nada contribuyen a la formación de niños seguros y fuertes que sepan tomar decisiones moralmente correctas y de acuerdo con sus valores familiares.

Dentro de sus habitaciones perdimos a los hijos, pues no sabemos quiénes son o lo que piensan sus familias, ya están muertos de su identidad familiar.

Se convierten en una mezcla de todo aquello por lo que han sido influenciados y los padres no siempre saben lo que sus hijos son.

Como psicopedagoga he visto tantas familias enfermas con hijos muertos dentro de la habitación, entonces te hago una invitación y, por favor acéptala por amor a tus hijos y porque los ¡quieres vivos!

Te invito a sacar a tu hijo de la habitación, de la tableta, del celular, del ordenador, del auricular y déjalos jugar contigo. Te invito a comprar juegos de mesa, tableros y tener hijos en la sala, comedor, a tu lado. Diviértete con ellos, escúchalos. 

Haga que sus hijos participen de las tareas de su casa y que ellos aprendan a vivir en familia, se sientan parte importante en el hogar para que no necesiten aventurarse en esos juegos locos para sentirse alguien o tener un poco de adrenalina… que antes la tenían con los juegos en el patio”.

Compartir en