Cambio esperanzador

La elección de Gustavo Petro como el nuevo presidente de Colombia nos llena de mucha expectativa a todos, especialmente a las personas que lo apoyamos con el voto. Es el … Leer más

Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

La elección de Gustavo Petro como el nuevo presidente de Colombia nos llena de mucha expectativa a todos, especialmente a las personas que lo apoyamos con el voto. Es el cambio que se necesitaba, pero el cual apenas comienza.

Es muy difícil que en cuatro años Petro y su grupo de gobierno logren transformar a este país que durante muchísimos años ha estado muy mal manejado. Lo que uno considera es que en este periodo apenas se va a comenzar a ordenar la casa, simplemente porque quienes estuvieron en el poder hasta ahora, especialmente los uribistas, dejaron a la nación en la más difícil situación, ya que ellos gobernaron solo para unos pocos.

 

«La elección de Gustavo Petro como nuevo presidente llena de mucha esperanza a Colombia, un país que hasta ahora infortunadamente solo ha sido gobernado para unos pocos».

 

¿Qué es lo que espero del nuevo gobierno?

– Sueño que por fin a mi Nariño y a todo el sur del país (Cauca y Putumayo) les vaya bien. Estamos cansados de la indiferencia del Gobierno central para con nuestro departamento, por eso el abandono es total y la pobreza es extrema. El respaldo masivo de esta zona del país el domingo anterior fue una súplica para el nuevo presidente de que por fin se dirija la mirada hacia acá. Definitivamente es un compromiso y una deuda grande que tiene el presidente electo para con nosotros.

– Me ilusiono con la paz, proceso que inició Juan Manuel Santos y que de manera absurda Iván Duque y su ‘papá’ acabaron, ya que para ellos la guerra es un negocio.

– Espero que la educación pública se fortalezca para que muchas personas puedan llegar a los colegios y universidades. Ese aspecto no tiene que ser un privilegio de unos pocos.

– Ojalá la promesa de gobierno de Gustavo Petro en el sentido de darle mucha importancia al campo sea efectiva. Colombia tiene toda la clase de climas y por ende hay variedad para que se produzca la diversidad de cultivos. Nuestros campesinos deben ser lo más importante para el territorio nacional, ya que en la tierra está nuestra máxima riqueza.

Seguramente se pondrán muchos palos en la rueda para que a Petro le vaya mal. Sin embargo, como él lo dijo en su discurso, no quiere traicionar a los que lo elegimos y no será un cambio para vengarse o construir más odios. Invitó sus opositores más acérrimos para hacer un solo país, situación que definitivamente se lo debe entender, ya que aquí no ganan o pierden unos pocos, sino que todos podríamos salir beneficiados.

Por: Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Compartir en