Alerta en Nariño por anuncio sobre el desmonte del subsidio de la gasolina

Alfonso Prada, ministro.

De nuevo el departamento de Nariño y otras zonas de frontera del país, se pusieron en estado de alerta, ante la información referente a que el desmonte del subsidio de la gasolina, tendrá prioridad en la Reforma Tributaria, que, en cuestión de días, se comenzará a estudiar en el Congreso de la República.

Al respecto, el ministro del Interior, Alfonso Prada confirmó de manera oficial, que en el transcurso de las próximas horas radicará ante la Cámara de Representantes, la solicitud de mensaje de urgencia para el trámite del proyecto de Reforma Tributaria, que fue llevado la semana pasada al Congreso de la República.

Sobre el particular, Prada señaló que el Presidente de la República, tomó la decisión de enviar un mensaje de urgencia al Congreso para el trámite de la Reforma Tributaria.

Al respecto, el ministro del Interior, explicó que esta decisión se adoptó no solo por la importancia que reviste para el actual Gobierno de lograr una aprobación pronta de la mencionada reforma, sino también porque las normas tributarias tienen una característica diferente, al resto de las normas legales que rigen en Colombia.

“Lo que ocurre es que estas normas tienen que ser aprobadas en el año inmediatamente anterior a la entrada de su vigencia. Esto quiere decir, que tendrá que ser aprobada antes de la primera quincena de diciembre, que es cuando terminan las sesiones del Congreso, para que, de esta manera, a partir del primero de enero de 2023, se pueda comenzar a generar nuevos ingresos”, enfatizó Prada.

Perjudicial desmonte

Es en este orden de ideas, cuando el mensaje de urgencia, que incluye el desmonte del subsidio a la gasolina, empieza a preocupar de nuevo al departamento de Nariño.

Sobre el particular se indicó que en el transcurso de las próximas horas se produzca un pronunciamiento oficial de la bancada nariñense al Congreso de la República, integrada por los senadores Liliana Benavides, Berner Zambrano, Polivio Rosales y Richard Daza y los representantes a la Cámara, Ruth Caicedo de Enríquez, Juan Daniel Peñuela, Teresa Enríquez, Gilberto Betancourt y Erick Velasco.

De acuerdo con lo manifestado por los analistas políticos de la región se considera que la amenaza que en estos momentos se cierne sobre el subsidio a la gasolina en el departamento de Nariño, se constituye en la primera gran prueba de fuego que tendrán que afrontar los congresistas nariñenses en este nuevo Congreso de la República.

Es de señalar que el mensaje de urgencia, que se le dará a la Reforma Tributaria, agilizaría el trámite del proyecto en el Congreso. Esto en razón a que con la mencionada herramienta la reforma se podrá discutir en comisiones económicas conjuntas, tanto del Senado como de la Cámara de Representantes, puesto que se conoce que la intención que tiene el Gobierno Nacional es que el texto sea aprobado antes del próximo diciembre, puesto que el objetivo es que entre a regir cuanto antes.

Es así como se espera que en el transcurso de los próximos días, se inicie la discusión del proyecto de la Reforma Tributaria, proceso en el que desde ya se anticipa que se presentan fuertes enfrentamientos y discusiones entre los congresistas.

Inquietud en nuestro departamento

Lo cierto es que la propuesta del desmonte del subsidio a la gasolina, en el marco de la Reforma Tributaria, sigue causando una enorme inquietud, entre los diferentes sectores de nuestro departamento de Nariño.

Por lo pronto, se anticipa que, en caso de ser aprobada la medida de quitar el subsidio, se produciría una grave afectación al comercio y en especial al transporte binacional.

Esto quiere decir que los beneficios con que cuentan en estos instantes las zonas de frontera, como la de Nariño, se perderían dando lugar a una grave crisis económica.

Una de las primeras voces de alerta, fue lanzada por el senador Robert Daza, quien reiteró su rechazo a lo que calificó será una medida muy perjudicial para la región, puesto que contribuiría a incrementar la pobreza, así como el poder adquisitivo, puesto que al carecer de ese auxilio, sectores como el del transporte tendrían que elevar sus precios, lo que daría lugar a una cadena de alzas en diferentes frentes, incluidos los productos de la canasta familiar. 

 “Como senador de la frontera, en representación de las regiones que han sido marginadas de la inversión del Estado, rechazo la medida de la Reforma Tributaria que elimina el subsidio de la gasolina en la zona de la frontera ya que profundizará la crisis del hambre”, expresó Daza.

 Señaló que la bancada de Nariño está buscando un diálogo directo con el presidente de la República, Gustavo Petro.

Golpe a la economía

Igualmente, los comerciantes manifestaron que quitar el subsidio a la gasolina, causaría enormes daños en lo que tiene que ver con la competividad y el desarrollo económico del departamento de Nariño y también expresaron su deseo de poder expresar de manera personal su problemática ante el Gobierno Nacional.

“Que se mantengan los diferenciales en combustibles, pensar en planta de bio-combustibles sustituyendo los cultivos ilícitos y poder llevar este combustible al interior del país”, son algunas de las propuestas que el vicepresidente del consejo gremial de Nariño Mario Guevara tiene para el Gobierno Nacional.
De esta manera, los sectores transportador, empresarial y de combustibles del departamento de Nariño, esperan un diálogo urgente con el nuevo gobierno.

Objetivos

Cabe destacar que el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, señaló que la iniciativa pretende como efecto inicial en el primer año de aplicación, disminuir en 4 puntos porcentuales la pobreza en Colombia.

Según Ocampo, la Reforma Tributaria propuesta busca contribuir a reducir la deuda social histórica que tiene el Estado con sus habitantes a través del aumento de los ingresos tributarios para:

1. Erradicar el hambre
2. Reducir la pobreza
3. Desmontar los tratamientos tributarios preferenciales

En este sentido destacó que a los alimentos no se les aplicará el IVA, pero se eliminarán los tres días sin el gravamen que se venía aplicando cada año.

Sin embargo, las pensiones de más de 10 millones de pesos pagarán impuesto.

Explicó que el objetivo de esta Reforma es contribuir a la equidad, progresividad y eficiencia del sistema impositivo en Colombia mediante herramientas para fortalecer la tributación y robustecer los ingresos del Estado.

Se busca imponer un tope máximo en las tarifas de beneficios tributarios para las empresas, eliminando algunos de ellos.

Además subrayó que en la enmienda se propone un aumento de tarifa efectiva de dividendos y ganancias ocasionales para los más pudientes y establecimiento del impuesto al patrimonio.

Advirtió de otro lado a los empresarios que se aceptarán todas sus demandas, pero siempre y cuando sean para mejorar el sistema tributario.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest